Últims
comerços
adherits
SAKATIA FAUNA EIXIMENIS
C/ EIXIMENIS 10 BX, GIRONA
972 22 50 40
[ Llar i Jardí ]
GRUP REFORMES INTEGRALS
AVDA. FARNERS 26, SANTA COLOMA DE FARNERS
650 23 36 62
[ Construcció ]
GRUP IMATICA
C/ JOAN ROCA I PINET 3, GIRONA
972 65 60 80
[ Serveis Professionals ]
DECORVALLES
CTRA. DE FIGUERES A ROSES KM.31, VILA-SACRA
972 67 62 00
[ Construcció ]
TASCA GALEGA ESCONXURO
C/ ANSELM CLAVÉ 24, GIRONA
972 42 65 35
[ Menjar i Beguda ]
LA COOPERATIVA DEL VEINAT
C/ MAJOR 78, SALT
972 23 43 36
[ Menjar i Beguda ]
CULTURAE MAGAZINE
AVENIDA LLUIS PERICOT 39 - 4 2, GIRONA
651 14 40 75
[ Mitjans i Comunicacions ]
INSIGNIA - RETOLACIO
CRTA BANYOLES 21, SANT JULIA DE RAMIS
972 17 24 74
[ Serveis Professionals ]
STUC PINTORS
CAMINO DE LES QUIXERES S/N, SALT
972 23 91 92
[ Construcció ]
DEL MORAL ADVOCADA
AV. SANT FRANCESC 20, 2N, GIRONA
611 43 86 81
[ Serveis Professionals ]
DEEM-ENGINYERS
C/ CAMPCARDOS 36-42 BX2, GIRONA
972 23 04 58
[ Construcció ]
RESTAURANT PIZZERIA BELLO
SANT RAIMON DE PENYAFORT 9, TOSSA DE MAR
972 34 08 65
[ Menjar i Beguda ]
BDBOSSES
C/ FEDERICO GARCIA LORCA 17, GIRONA
972 41 23 17
[ Serveis Professionals ]
IMJ NET
C/ EMILI GRAHIT 50, GIRONA
872 50 36 89
[ Serveis Professionals ]
RESTAURANT CAN TOSCA
MAS CAN TOSCA S/N, CANET D'ADRI
972 42 80 14
[ Menjar i Beguda ]
CAN BO DE PAU
PLACETA JULI GARRETA 1, SALT
972 23 85 48
[ Allotjament, Transport i Turisme ]
AMB LES PERSONES
C/ EMILI GRAHIT 91 PCIT UDG P1-B5, GIRONA
872 02 90 81
[ Serveis Professionals ]
MINIS
C/ MIGDIA 8, GIRONA
972 90 76 64
[ Roba i Accessoris ]
CHEAP AND VIP
C/ MIGDIA 6, GIRONA
972 21 79 90
[ Roba i Accessoris ]
LMASFERRER DIST CARNS FRESQUES
C/ VICTOR CATALA 12 A, CALDES DE MALAVELLA
972 47 22 72
[ Menjar i Beguda ]
PremsaRecull de PremsaLas monedas sociales, una alternativa al euro

Las monedas sociales, una alternativa al euro

Font: El Mundo

En nuestro país, un fenómeno financiero recorre la península en busca de adeptos, seguidores y en definitiva, hacerse un hueco en el mercado. Las monedas complementarias se erigen alrededor de nuestra geografía y muchas de ellas pretenden seguir el ejemplo de países europeos, como Londres o Bruselas, donde tienen un importante reconocimiento social.

Las conocidas como monedas sociales se unen bajo una misma nomenclatura aunque cada una tiene una función y pertenece a realidades distintas. En la mayoría de casos, carecen de representación física aunque son reconocidas por pequeños grupos adheridos a las diferentes redes que hay en España.

Hace más de 55 años existe en Bélgica RES, una agrupación que tiene como objetivo principal dar apoyo a los negocios locales.

Su filial aterriza en Girona con el objetivo de activar el comercio local y aumentar las ventas de los negocios de la zona alrededor de un 5%.

Su funcionamiento es sencillo: un RES equivale a un euro. Con esta forma de pago, lo que se pretende es priorizar las compras entre miembros de la red, además de atraer a clientes particulares.

Defensores y detractores de las monedas sociales

"Con nuestra moneda podemos comprar desde una barra de pan hasta un coche" [...].Estamos trabajando para tener colaboración con las instituciones", asegura Elisabeth Blanch, responsable de comunicación de RES que afirma que hacerse miembro de esta organización tiene numerosas ventajas y confía que a corto plazo crezcan más. Con 22.000 operaciones en 2013, la agrupación empresarial espera consolidarse este año.

La mayoría de estas iniciativas surge en contextos de crisis económica y todas comparten el objetivo de potenciar las economías locales, frente al auge de las multinacionales y grandes superficies. Para Álvaro Martín director de innovación de AFI, las monedas sociales "son una reacción ante una coyuntura económica, pero no son una bandera de protesta". A las voces críticas con el modelo económica actual, Álvaro cree que el problema no está en el modelo, "no hay que cambiar el modelo actual. El euro tiene muchas ventajas, es la moneda idónea".

Por otro lado, están los que defienden que las monedas sociales no son una solución a la crisis. "Estas monedas sociales suponen un paso hacia atrás en el desarrollo de los países, es muy local...por tanto no tienen concreción. A lo sumo, sirven para complementar, pero nada más allá", asegura José García Montalbo, profesor de economía de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

REAS Madrid , formada por 20 entidades y una red de seis cooperativas, desarrolla un mercado social en la capital. La promoción de útiles financieros éticos y alternativos o el establecimientos de redes colaborativas son sus principales líneas de actuación. "Nuestro objetivo es conectar la economía real para construir un mercado social, basado en la democracia", asegura Fernando Sabin, perteneciente a la comisión gestora de la organización.

Escasa de visibilidad y poco reconocimiento

Todos coinciden en la escasa visibilidad que tienen actualmente estas monedas en España, y desde las organizaciones trabajan para extenderse a otras comunidades autónomas, como RES Girona. "Para este nuevo año tenemos pensado extendernos al resto de España", asegura Elisabeth.

Con una filosofía parecida, a los pies del Montseny, en la región catalana de Al Congost, desde hace varios años, los vecinos de estas localidades compran bienes e intercambian servicios usando la moneda "Eco". "Con esta moneda, logramos que la riqueza se quede en el comercio local, con la crisis necesitamos el apego mutuo, porque no hay crédito", asegura su promotor, Eduard Folch.

El Ayuntamiento de Tagamanent (Girona), con una población de 320 habitantes pertenece a la red social ECO. "Con la crisis, surge la idea de colaborar con ellos. Al ser un municipio pequeño, se sobredimensiona las necesidades de la gente, por eso consideramos que era una buena oportunidad para los vecinos y acercar a todos un poco. Nuestro objetivo es la cooperación común" asegura Ignasi Martínez, alcalde de Tagamanent" .

Ignasi ha impulsado formas de implicar a la institución, aunque asegura que muchos aún no confían en esta nueva forma. Aún así, pretenden ir más allá, "es complicado porque hay muchos tabús, pero si conseguimos, por ejemplo, que un impuesto municipal se page en ECO y fomente que los vecinos se tengan que adherir a la red, lograremos una masa crítica suficiente para poder crecer".

 

Ingressar un pagament RES en línia sense terminal

Cercador de Comerços

El RES a Bèlgica  El RES a França